Receta saludable: Redberry Chocolate Cookies

Tenía muchas ganas de publicar una receta de galletas saludables. Ahora que, en teoría, llega el fresquito, no me puedo estar de hornear galletitas y comérmelas calentitas, recién horneadas, con el chocolate aún desecho…

Esta semana ha sido un poco de locos: un corre corre sin parar. He dejado el blog un poco abandonado, y eso no me gusta nada. Así que me pasaré el domingo escribiendo contenido para mantener actualizado el blog durante la semana.
La cosa es que tengo “nuevo” trabajo y un curso al que dedicar horas de estudio. Con lo cual he tenido que reorganizar mi vida para mantener el nivel de actividad física, mental, creativa y social (redes sociales inclusive) que tenía.
Para colmo tengo alrededor una atmósfera de virus catarrales amenazando mi sistema inmunitario, tanto en la calle como en casa :S. Suerte que estoy al 100% de salud gracias al ejercicio constante y dieta sana full plomo (como un montón jajaja). De momento sólo noté que una noche estaba realmente agotada, me fui a dormir bien pronto, sudé bien por la noche y al día siguiente volví a estar 100% dándolo todo en el gimnasio.
No me enrollo más y doy paso a la receta de estas maravillosas cookies. No llevan nada de azúcar añadido ni aceite, son super sanitas, de esas que te las puedes comer todas y no tienes que sentirte tan mal. Combinan mis dos ingredientes favoritos en un plato dulce: frutos rojos y chocolate.

Información nutricional:

Calorías
Carbohidratos
Grasas
Proteínas
Sodio
Azúcar
Total:
361
56
14
12
65
11
Por galleta:
24
4
1
1
4
1

Ingredientes (15 galletitas)

  • 1/2 taza de avena molida 
  • 1 cdta de copos de avena
  • 1 manzana rallada
  • 2 cdtas de mantequilla de cacahuete u otro fruto seco.
  • 1 sobre de Stevia granulada
  • 1-2 onzas de trocitos de chocolate negro sin azúcar
  • 1-2 cdas de frutos rojos (congelados, frescos o deshidratados)
  • 4 gotitas de extracto puro de vainilla (yo usé Betterstevia)

Proceso
  1. Precalentar el horno a 175ºC.
  2. Mezclar la manzana rallada con la mantequilla de cacahuete. Después se añaden el resto de ingredientes y se mezcla bien todo con un tenedor. Debe quedarte toda la masa en una forma de bola bastante compacta. Si queda muy líquida añadir un poco más de avena.
  3. Reposar 5-10 minutos en la nevera.
  4. En una lámina de hornear (papel o silicona), se coloca la masa de galleta en forma de pelotitas pequeñas, separadas 5mm mínimo entre ellas.
  5. Así es como debe quedar de consistente la masa cruda.
  6. Hornear 15 minutos y dejar reposar 10 minutos antes de moverlas.

¡Que aprovechen!

Cambios en mi vida

He debajo bastante abandonado este blog en los últimos meses. Lo siento.
El caso es que he pasado una mala racha en mi vida: problemas sentimentales, preocupaciones de salud y mental, mi fracaso en la búsqueda de trabajo y un largo etcétera. 
No me sentía nada realizada con mi vida, sólo veía los días pasar y yo quedándome estancada, desanimada.

Esto era yo: una imagen vale más que mil palabras.
Mis problemas de salud estaban principalmente relacionados con mis problemas mentales: depresión, ansiedad y algo de hipocondrismo, jajaja para qué mentirnos. 
El hecho de no encontrar trabajo (bueno, estuve trabajando 1 mes y medio) incentivó también mi ansiedad y miedo de no hacer nada productivo en mi vida.
Así que estuve todo un mes casi encerrada en casa cuidándome un resfriado común que no se iba, preocupada por mi pareja y mi no futuro. 
Comencé a ver la luz cuando decidí terminar mi relación con mi pareja. Las relaciones tóxicas, por mucho que quieras o aprecies a tu pareja, acaban dañando tu propia vida.
Tuve que reaccionar. Me autoconvencí de que el resfriado no era más que una etapa alérgica y junto con defensas bajas. Lo de las defensas bajas es totalmente lógico: dejé de hacer ejercicio, comía poco y después me daba atracones de comida poco saludable.
Resulta gracioso, pero me siento más realizada conmigo misma cuando estoy sin pareja. Soy una persona a veces demasiado empática, tiendo a preocuparme demasiado por los demás y eso hace que deje de lado mis propios deseos.
Bosque del Montseny. Gracias a esta escapada pude comenzar a ver la luz.
En fin, he retomado mi vida, una vida sana: voy al gimnasio al menos 3 veces a la semana, cuido mucho mi alimentación, salgo siempre que puedo, trato de hacer nuevas y mejores amistades, dedico tiempo a mis hobbies, etc. Intento hacer algo productivo cada día.
Por otro lado, me gano las habichuelas con un pequeño negocio por internet, en el cual ya estuve trabajando hace unos años pero tuve que dejar porque me salió trabajo de lo mio (soy ingeniera de diseño industrial).
Así pues, he pensado en volver a retomar mi blog y centrarme más en consejos de salud y un pequeño diario personal.
¡Nos vemos!